jueves, 8 de marzo de 2018

“Mitos nórdicos” de Neil Gaiman

El autor británico recopila en esta antología de relatos las principales historias del panteón de los dioses del Norte


La mitología escandinava es una de las más antiguas de Europa. Se originó en las tierras de lo que hoy conocemos con Alemania y se expandió por todos los territorios del continente a medida que los vikingos iban conquistando cada vez más zonas.

Sin embargo, muchas de las Edas y Sagas relativas a los dioses nórdicos se han perdido hoy en día, y sólo conocemos las principales historias, popularizadas sobre todo entre las nuevas generaciones gracias a los cómics y a las series de televisión (algunas de las cuales, como American Gods, basadas en obras del propio Neil Gaiman). Jack Kirby, dibujante de la serie Thor de Marvel, se basó en las hazañas del dios del trueno y de su martillo para crear al personaje de su saga.

Lo cierto es que nombres como Odín, Thor, Freya o Loki nos resultan conocidos, sin que sepamos exactamente por qué. Pero todas estas figuras, junto a otras como Balder, Hel, enanos forjadores de armas o gigantes de hielo conforman un panteón repleto de historias tan interesantes y épicas como las de sus homólogos griegos. Neil Gaiman creció escuchando esas historias y leyéndolas en cómics, lo que le llevó a querer averiguar más cosas sobre el comienzo del mundo, el nacimiento de los dioses, la creación de los hombres o el Ragnarok, la lucha final hacia la que se encamina el mundo. Sobre las valkirias, que recogían las almas de los caídos en la batalla para llevarlas al Valhalla, o sobre los engaños y astucias de Loki, un dios hermoso y travieso y de su posterior caída y castigo.

Por eso. Mitos nórdicos (Editorial Destino) resulta fundamental como primera aproximación a una mitología que no por lejana resulta menos conocida. Para comprender sus fundamentos, los rasgos que tiene en común con otros credos (como el panteón griego o incluso la historia de la caída de Lucifer, un ser hermoso e inteligente).

Gaiman recorre con mano maestra todos los periodos que abarca esta cosmogonía, desde la creación del mundo hasta el final del mismo. Nos presentará criaturas como trolls, gigantes de hielo o enanos forjadores de armas, en los que a su vez se basó J.R.R. Tolkien para crear su propia mitología en El Silmarillion. Sobre armas mágicas y sobre armaduras encantadas que protegían a sus portadores y sobre (otras) manzanas capaces de sembrar discordia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario