domingo, 15 de julio de 2018

"Los muchos" de Tomás Arranz


Una novela que narra el periplo de un niño desde su infancia en Cuba hasta su madurez en España

Basada en hechos reales, Los Muchos narra la historia de Reynaldo Frías Arelar. Se trata de un niño cubano que no conoció a su padre. Lo único que sabe de él es que es fiscal y de raza blanca. Por eso, él hereda un color de piel que le abre muchas puertas en una sociedad clasista. Desde la miseria de su infancia, Reynaldo aprende a salir gracias a su astucia de las situaciones más complicadas. Va creciendo y convirtiéndose en un Don Juan. Deja atrás la isla y comienza un periplo que le lleva por diversas ciudades del mundo, en las que sobrevivirá gracias a su labia y a su capacidad para vivir de las mujeres. Todo ello le llevará hasta España, donde por una serie de circunstancias, terminará en un limbo legal, sin poder vivir aquí y sin poder regresar a su país.

La novela quedó finalista del Premio Nadal de 2015, pero ha sido publicada finalmente por la Ediciones Camelot. Aunque lo que nos cuenta no sea del todo original, porque la idea del Don Juan que se aprovecha de las mujeres ya ha sido tratada por autores como Francisco Umbral, sí que consigue narrar la historia con una gran frescura. Quizá el mayor acierto de la novela sea mezclar con éxito situaciones dramáticas con otras más cómicas, aportando una visión irónica sobre la situación de un país paradisíaco, pero también famoso por otras cosas.

Es imposible no encariñarse con el protagonista, Reynaldo. En cierto modo, es una novela que bebe de muchas fuentes y que mezcla diferentes estilos: el humor, el llanto, la picaresca, etc. Lo más importante de todo es que hace reflexionar y que bajo su estilo desenfadado subyace el grito de socorro de un inadaptado que hace lo que puede por sobrevivir en un mundo que está en su contra.

Por otro lado, también llama la atención la frescura de su lenguaje, la abundancia de adjetivos plásticos y sensoriales. Desde un comienzo con un estilo más caribeño hasta un final más serio y trascendente. Somos testigos de la madurez de este muchacho y de cómo sus tribulaciones por los diferentes sistemas le convierten en un paria. En este sentido, llama mucho la atención que se trate de una historia real, de un preso cubano al que conoció el autor. Da mucho que pensar sobre la indiferencia con la que muchas veces el ser humano asiste a estos testimonios y como sin embargo, se da pábulo a otros personajillos con historias parecidas en el mundo del corazón.

Una novela picaresca de hoy en día que saca a la luz lo mejor y lo peor del ser humano. Una historia curiosa y conmovedora.


No hay comentarios:

Publicar un comentario