jueves, 28 de septiembre de 2017

"La línea del frente" de Aixa de la Cruz

Una novela sobre lo que creemos ser y sobre la nostalgia de las ideas de la juventud, aunque estén equivocadas

La existencia de Sofía discurre plácidamente al lado de su novio Carlos en Barcelona. Pero una noticia que emite la televisión la conmueve. Jokin, su exnovio, ha sido detenido por enaltecimiento del terrorismo. Esto trastoca su vida y decide mudarse a Laredo en pleno invierno, al apartamento de sus padres, para estar cerca de la prisión de El Dueso, donde Jokin cumple condena. También para tener tranquilidad a la hora de elaborar su tesis sobre Mikel Areilza, un escritor que militó en ETA y que terminó suicidándose en Argentina.
La reclusión, la existencia de un vecino toxicómano, su relación co Jokin y la amenaza difusa que supone el conserje del edificio alterarán la percepción de Sofía, que ya no distinguirá entre el bien y el mal, la buena y la mala educación y las creencias correctas o incorrectas.

La línea del frente (Editorial Salto de Página) es un libro valiente donde los haya, que siga la estela dejada por escritores como Edurne Portela, Iñaki Uriarte y, en menor medida, Fernando Aramburu escribiendo sobre la militancia en el País Vasco. El tema de ETA es muy espinoso y siempre ha sido visto en blanco y negro. Autores como Aixa de la Cruz demuestran que es posible abarcar una enorme variedad de grises y que hubo un tiempo en que al final de los conciertos se gritaba “gora ETA” (y muchos escuchaban a Barricada, Soziedad Alcohólica, Negu Gorriak o a Pierrak fuera incluso del País Vasco). Muchos jóvenes se vieron atrapados entre la corrección política en casa y la compañía de amigos militantes, sin saber dónde estaba el bien ni dónde el mal ni que postura era la correcta.
En ese sentido la protagonista lamenta su neutralidad, siente no haber hecho nada, no haberse decantado por ninguno de los bandos. Actuar mal, a su parecer, es mejor que no haber actuado.

Pero además Aixa de la Cruz conjuga estos problemas políticos y sociales con otro tema igual de espinoso. La pregunta que a veces llega a nuestras mentes de forma incómoda, la de “¿qué hubiera pasado si...?” De este modo, Sofía, la protagonista, comienza a idealizar a Jokin, su exnovio, que cumple condena en la prisión cántabra de El Dueso, un peñon en medio del mar. Los recuerdos distorsionados de su antigua relación, la soledad que pesa sobre una losa sobre ella y disyuntiva entre el amor y el objeto de estudio marcarán su periodo más oscuro.


El libro además se presenta mañana viernes en Madrid en La Central de Callao (C/ Postigo de San Martín, 8 de Callao). La autora estará acompañada por Juan Gómez Bárcena. Será a las 19 horas Además, el domingo, habrá una jam donde leerá sus relatos. Sera en Vergüenza Ajena (C/ Galileo, 56 de Madrid) las 19 horas

No hay comentarios:

Publicar un comentario