lunes, 28 de diciembre de 2015

“El libro de los Cinco Anillos” de Miyamoto Musashi

Se edita una de las obras clave de la filosofía nipona sobre el camino de la espada en un formato de lujo


Miyamoto Musashi no sólo fue un guerrero conocedor del camino de la espada y del mundo del samúrai. También fue un pensador. Empezó a luchar a los trece años y emprendió una existencia apasionante y errabunda, llena de torneos y duelos por todo el país. Tras haber pasado prácticamente toda su vida sin sufrir una sola derrota, Mushashi reflexiona en esta obra las condiciones que le han llevado a obtener la victoria sobre todos sus oponentes.
Toda esta sabiduría se encuentra recogida en el Libro de los Cinco Anillos, considerada la obra clásica sobre el Código y las Artes Marciales. Mushashi perteneció asimismo a la escuela de los Dos Cielos, que se caracterizaba por enseñar a sus alumnos a atacar y a defenderse con dos sables a la vez. 

Existen textos orientales que, a pesar de haber sido escritos en la Antigüedad, sirven para nuestros tiempos. Uno de ellos es El Arte de la Guerra, de Sun Tzu. Otro de ellos es este Libro de los Cinco Anillos, que expone técnicas y tácticas para el manejo de la espada o del arco, así como la mejor forma de equilibrar el cuerpo en combate. Pero también habla del valor, de no bajar la mirada ante el enemigo o de no rehuir la lucha. Habla del Honor, y de la Vía del Guerrero o bushido, que era el código por el cual se regían los samuráis hace miles de años y que contiene apreciaciones perfectamente válidas hoy en día. Está especialmente indicado para aquellos que buscan un liderazgo justo o el autoconocimiento. Miyamoto Musashi estaba interesado en que este libro llegara a todos, de ahí su lenguaje sencillo y asequible. 

A pesar de que es un libro que se puede encontrar con facilidad en el mercado, El Libro de los Cinco Anillos ha sido publicado por Satori Ediciones con pulcritud y esmero. Tanto los dibujos del interior, como la sobria portada negra con letras doradas o la misma calidad del papel lo convierten en un objeto de deseo de todo amante de los libros. Desde el punto de vista más bibliófilo, viene completado por una cuidada traducción, obra de Makiko Sese y Carlos Rubio, un habitual de la editorial. También cuenta con un cuidado prólogo y un epílogo en el que se explican muchos de los conceptos que aparecen en el libro, facilitando su lectura y comprensión. 

Una obra de arte que gustará tanto a los amantes de todo lo oriental, como a los buscadores de libros curiosos, o de textos sobre los antiguos samuráis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada