martes, 13 de octubre de 2015

“Rashomon y otros relatos históricos” de Akutagawa Ryunosuke

Satori Ediciones reúne estos cuentos clásicos de uno de los mayores genios de la literatura nipona.




Los amantes del cine seguramente conocerán Rashomon gracias a la gran película de Akira Kurosawa. Sin embargo, no son tantos los que saben que dicha historia se basa en un relato de uno de los escritores japoneses más importantes, Akutagawa Ryunosuke. En el relato, que en realidad se llama En la Espesura del Bosque, narra el crimen de un samurái a través de cuatro testimonios: el asesino, la esposa del difunto, el espíritu del samurái y de un testigo.
Dicho relato se estudia todavía en muchas escuelas de escritura creativa, ya que constituye un ejemplo muy valioso del punto de vista y de cómo la perspectiva del narrador puede cambiar un hecho por completo.
Como hemos comentado anteriormente, dicho relato se hizo famoso gracias a Akira Kurosawa, y la editorial Satori ha querido honrar a este maestro del cine japonés usando un fotograma del film como portada de la obra.
Además del relato ya mencionado, Rashomon contiene el relato del mismo nombre, que se adentra en las capas más miserables de la sociedad nipona para mostrarnos un cuadro desolador de desheredados y parias, en un estilo que puede recordarnos al ruso Fiador Dostoiesvski. Pero si Akutagawa Ryunosuke es capaz de igualar la hondura y el pesimismo del maestro ruso, también sabe hacernos reír con el cuento de La Nariz, que también recuerda a otro ruso, en este caso Gógol.
El resto de relatos alterna este tono entre la sátira y la tragedia, narrando historias de ladrones, de hombres obsesionados con gachas o con monjes bonzo. Pero fueron los dos primeros relatos los que le valieron un gran éxito de público y de crítica allá en Japón.
Akutagawa Ryunosuke no es desconocido para los lectores de Satori. La editorial ya había publicado otras obras clásicas de este escritor, como Vida de un Idiota o la colección de haiku En la Ceniza Escribo. Por desgracia, nunca sabremos qué cotas de inspiración hubiera alcanzado, ya que decidió poner fin a su vida ingiriendo una dosis letal de Veronal.
La edición de estos diez relatos cuenta además con un prólogo de Iván Díaz Sancho, que a su vez es el traductor del volumen. Satori es una de las editoriales actuales que más cuida sus publicaciones, convirtiéndolas en verdaderas obras de coleccionista, que vienen completadas con glosarios de términos japoneses y con abundantes notas aclaratorias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada