lunes, 23 de diciembre de 2013

“La Sombra Fuera del Tiempo”, de H.P. Lovecraft

Estamos viviendo un tiempo afortunado de regreso a los Mitos creados por H.P. Lovecraft. En estos años, han sido varias las antologías que han recogido homenajes al escritor de Providence, e incluso el cine se ha hecho eco de este fenómeno.




Aunque Lovecraft es uno de esos escritores que no pasará de moda. Su temática, el vértigo ante las entidades exteriores y la obsesión neurótica de sus personajes hacen que las cuestiones que se planteaba en sus relatos todavía se encuentren de actualidad.
En este caso, aparece en el mercado literario La Sombra Fuera del Tiempo, con una cuidada traducción de Jon Bilbao y un notable prólogo que corre a cargo de Javier Calvo. Aunque casi todos conocemos la figura de Lovecraft, los miembros de su Círculo y la temática de sus relatos, no está mal refrescar o aprender algunos conceptos. Por ejemplo, las relaciones inversas entre la ideología de Sigmund Freud y la del escritor de terror. El vienés situaba el origen de la neurosis dentro de la persona, mientras que Lovecraft la sitúa en el exterior del ser humano, fruto de la existencia de los Primigenios, entidades ajenas al ser humano que un día poblaron la tierra. Fueron expulsados de nuestro planeta y desde entonces planean su regreso enviando sueños y visiones a aquellos sectarios que todavía creen en su poder o a aquellas personas que tienen un don especial.
De eso trata en definitiva La Sombra Fuera del Tiempo. Nathaniel Wingate Peaslee es un profesor de la Universidad de Miskatonic y vive una existencia tranquila hasta que sufre un ataque. Cuando despierta, su vida ha cambiado. Ahora debe hacer frente a extrañas visiones que no comprende, perdiendo todo lo que le rodea. Cinco años después vuelve a despertar sin recordar nada y comienza de nuevo el viaje en busca de su verdadera esencia.
El relato comparte muchas de las características de la literatura de Lovecraft: se trata de un individuo corriente que se enfrenta a poderes desconocidos en un combate desigual del que no necesariamente deberá salir victorioso. Es más, la locura abunda en las páginas de este escritor, y los personajes no siempre se alzan con la victoria. Es una buena ocasión para introducirse en el universo peculiar del de Providence, poblado de pesadillas y monstruos. Esta nueva y cuidada traducción ha soslayado los peligros inherentes al lenguaje del americano, como son la abundancia de adjetivación y las oraciones barrocas. Un acierto de Nevsky para aquellos que quieran adentrarse en el mundo de los Mitos o disfrutar de nuevo con la lectura de un clásico.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada